Pena máxima

Foto: La Liga

Noticias SD Huesca

Un gol de penalti de Raúl García pone muy difícil la permanencia a la Sociedad Deportiva Huesca.

Un gol de penalti de Raúl García pone muy difícil la permanencia a la Sociedad Deportiva Huesca.

Tres encuentros seguidos sin conocer la derrota, con dos triunfos y dejando la portería a cero en todos ellos, habían devuelto a la Sociedad Deportiva Huesca las esperanzas de mantenerse en la máxima categoría del fútbol español.

Pero en la jornada 25, y cuando todavía quedan 13 encuentros por delante, esas esperanzas vuelven a difuminarse. El fin de semana no invitaba demasiado al optimismo ya que varios rivales directos en la pelea por la salvación ganaban: el Villarreal goleaba 3-0 al Sevilla y el Girona se llevaba, contra todo pronóstico, los tres puntos del Santiago Bernabéu. Estos resultados incrementaban la presión del conjunto azulgrana por ganar al Athletic Club, un equipo que llegaba a El Alcoraz con una ventaja de nueve puntos sobre el Huesca.

Debido a la lesión de Insua, Francisco apostó por Diéguez. Arriba, la dupla 'Chimy' - Gallego buscaba de forma constante la espalda de la defensa rojiblanca. Arrancó con fuerza el Huesca, como es habitual. Y el 'Chimy' se convertía en protagonista en los primeros compases del duelo: fallando una clara ocasión de gol y, después, viendo como le anulaban otro. No perdonaría Raúl García poco antes de llegar al minuto 20 que ejecutaba un penalti cometido por Diéguez sobre Íñigo Martínez. Las ideas del Huesca se convirtieron en prisas tras el 0-1, y las prisas no son buenas consejeras...

Con más corazón que cabeza lo intentó el equipo de Francisco, sostenido por Roberto Santamaría que aparecía para mantener a los suyos con vida en el partido. Según avanzaban los minutos, Francisco buscaba refrescar a los suyos dando entrada en el terreno de juego a hombres de ataque: Juanpi, Ferreiro y el 'Cucho' aparecían sobre el verde de El Alcoraz. Pero no hubo forma de batir a Iago Herrerín. El Huesca volvió a perder, vio frenada su buena racha y todo por un gol de penalti. Una pena máxima para el equipo de Francisco que tendrá que seguir peleando por salir de abajo.


contenido patrocinado por: