Casademont Zaragoza se reencuentra con la victoria en liga

Foto: Twitter.com/BasketZaragoza

Noticias Basket Zaragoza

El conjunto maño venció por 81-62 al Herbalife Gran Canaria y rompió la racha de dos derrotas consecutivas en liga.

El conjunto maño venció por 81-62 al Herbalife Gran Canaria y rompió la racha de dos derrotas consecutivas en liga.

Empezaba la segunda vuelta de la Liga Endesa en el Pabellón Principe Felipe y comenzó de la misma manera que lo hizo la primera, con victoria. El Casademont Zaragoza venció por un contundente 81-62 al Herbalife Gran Canaria gracias al trabajo realizado en la segunda parte del encuentro. En las apuestas era favorito el equipo local y si usaste el codigo promocional kirolbet estás de enhorabuena, puesto que se pagaba a una gran cuota.

Comenzó mal el Casademont Zaragoza desde la línea de tres y lejos de cambiar de idea siguió probando suerte, sin embargo, el cero de cinco inicial provocó que Gran Canaria consiguiese un parcial de 2-10 de inicio. EL equipo local se olvido de lanzar de tres y mejoró su juego, así se acercó en el marcador. Llegaron las primeras rotaciones y llegó el primer triple del partido obra de Barreiro. La falta de acierto en el tiro fue la tónica del primer cuarto que acabó con ventaja para el conjunto visitante (14-16).

La primera canasta del segundo parcial llegó nada más arrancar. Ennis puso la igualada en el mercado al culminar un contragolpe a los treinta segundos de haber comenzado el cuarto. La primera ventaja para el Casademont llegó cerca del ecuador del segundo cuarto, gracias a una canasta de Hlinason desde la pintura (19-18). El partido se paró por un tiempo muerto y poco a poco a la salida del descanso los dos equipos empezaron a mejorar sus porcentajes. Nada más salir de un tiempo muerto, Ennis acertó con un triple forzado, acto seguido, tras una buena defensa, Brussino consiguió un nuevo triple para abrir brecha en el marcador. Al triple del argentino le siguió un nuevo acierto desde fuera del arco de Ennis (28-20). El Gran Canaria reaccionó con un mate Costello al que respondió en el aro contrario Hlinason. Después de un triple Benzing y de un lanzamiento de media distancia de San Miguel, Casademont consiguió una ventaja de diez puntos a pocos minutos de llegar al descanso (37-27). Pese al poco tiempo que queda en el marcado, el Gran Canaria solo necesito una jugada para recortar cinco puntos en el marcador antes del descanso, gracias a un triple de Rabaseda (37-32).

Al minuto de comenzar el tercer cuarto, Harper consiguió un 0-5 de parcial para que Gran Canaria igualase el marcador. Casademont respondió al parcial inicial con un aro pasado de Barreiro y un nuevo triple de Ennis. El partido entro en un intercambio de canastas a lo que se l unió una falta técnica que le pitaron a Seeley (44-43). Fran Vázquez se hizo grande en la zona ofensiva cogiendo dos rebotes ofensivos con los que consiguió devolver la ventaja hasta los cinco puntos a favor del equipo local (48-43). Hlinason entró para dar descanso a Fran y el joven pívot fue el protagonista en las siguientes jugadas, al anotar dos tiros libres, poner un tapón en defensa y dar una asistencia a Benzing que anotó desde el triple (53-43). Benzig anotó otro triple en la siguiente jugada y Gran Canaria pidió tiempo muerto para frenar el parcial maño (56-45). El acierto de Benzing se trasladó a Brussino que a falta de 20 segundos acertó desde la línea de tres para cerrar el tercer cuarto (59-46).

Pese al descanso entre parciales, el Casademont salió muy enchufado al último parcial del partido. Brussino acertó desde más de ocho metros para poner al conjunto maño con 16 puntos de venta (62-46). La defensa y el trabajo en el rebote ofensivo del equipo maño impidió que Gran Canaria jugase cómodo. Tras una nueva canasta de Brussino, el Casademont se marchó hasta los 20 puntos de ventaja (66-46). La primera canasta de Gran Canaria en el último cuarto llegó después de cuatro minutos, obra de Rabaseda. La canasta del internacional español permitió creer al Gran Canaria que consiguió un parcial de 0-7 (68-55). Fisaac pidió tiempo muerto, donde pidió a sus jugadores que tuvieran cuidad con las perdidas. Nada más salir del tiempo muerto, Casademont perdió el balón en sus dos primeras posesiones y Gran Canaria se acercó a diez puntos (68-58). Brussino fue el encargado de acabar con la mala racha en el ataque maño para volver a notar después de muchos minutos, el argentino en la siguiente posesión anotó desde la línea de tres. Barreiro se inventó un canastón para sacar un dos más uno y poner de nuevo al conjunto maño 16 puntos por encima a falta de uno minuto (76-60). No hubo tiempo para más, con un Pabellón Príncipe Felipe volcado con su equipo se llegó al final del encuentro (81-62)