La enfermería se colapsa

Noticias del Real Zaragoza y SD Huesca

ESPIRITU DEPORTIVO Pocos son los días que no cae un nuevo lesionado en el equipo dirigido por Manolo Jiménez. Hasta ocho jugadores de los llamados a ser titulares están tocados.

ESPIRITU DEPORTIVO Pocos son los días que no cae un nuevo lesionado en el equipo dirigido por Manolo Jiménez. Hasta ocho jugadores de los llamados a ser titulares están tocados.

No ha podido empezar peor la temporada para el Real Zaragoza en cuanto a lesiones se refiere. Si la plantilla ya parecía que era corta, ahora los jugadores que dispone Manolo Jiménez se reducen de forma considerable.

Los últimos en caer han sido Pinter, Paredes y Babovic. El primero de ellos abandonó la concentración de la selección de Hungría tras sufrir un esguince de grado III en el ligamento tibio-peroneo anterior del tobillo derecho. Por otra parte, el “jabalí”, que cayó lesionado en el partido ante el Alcorcón, se espera que pueda estar en San Sebastián tras descartar que tenga una lesión ósea. En cuanto a Babovic, que también terminó el partido de Madrid tocado, sufre una elongación en los isquiotibiales del muslo izquierdo siendo su presencia en el próximo encuentro en Anoeta muy complicada.

Poco antes de estos tres fue el defensa Álvaro quien sintió molestias musculares que le impidieron jugar en Alcorcón como estaba esperado. A pesar de que se entrena con precaución su evolución es favorable.

Uno de los jugadores que más tiempo de recuperación va a necesitar es Wilchez. El jugador sufrió una rotura de fibras y todavía tiene para tres semanas de baja.

Todos esos hombres mencionados se han unido a otros que llevan toda la temporada mermados. Primero fue Loovens, que sufrió un esguince de grado II en el ligamento colateral interno de la rodilla derecha tras recibir un golpe en la rodilla durante un entrenamiento. El central sigue sin debutar en partido oficial. Posteriormente, Obradovic se unió tras lesionarse en el primer partido de Liga ante el Valladolid y no se espera que llegue a Anoeta. Por último, Romaric, sigue tratándose de una pubalgia que lleva arrastrando toda la temporada.

Por lo tanto, Manolo Jiménez se está encontrando a la hora de entrenar con una plantilla en cuadro y se espera que muchos de ellos no lleguen al próximo partido de Anoeta. Aún así, el parón liguero va a dar un respiro a una plantilla que no está físicamente en la mejor forma.

Fotos | Entrenamiento del Real Zaragoza

Fotos | Rios Renovables - El Pozo Murcia