La Romareda ya no es un fortín

Noticias del Real Zaragoza y SD Huesca

ESPIRITU DEPORTIVO El Real Zaragoza ha dejado de tener en su estadio un seguro de vida y es que los de Manolo Jiménez han perdido sus dos encuentros en casa.

ESPIRITU DEPORTIVO El Real Zaragoza ha dejado de tener en su estadio un seguro de vida y es que los de Manolo Jiménez han perdido sus dos encuentros en casa.

El estadio de La Romareda ya no es ese fortín que era antaño para el Real Zaragoza. Tampoco es algo que se haya descubierto ahora mismo, y es que en los últimos años el municipal ha pasado a ser uno de los campos más apetitosos de la Primera División.

Tras la derrota ante el Málaga, la segunda consecutiva en casa, se ha vuelto a demostrar lo que se está viendo en las últimas temporadas. Hace unos años si el equipo rival lograba llevarse los tres puntos del coliseo zaragocista ese hecho se convertía en algo excepcional y sólo estaba al alcance de los clubes más grandes.

Actualmente da igual que te venga un Real Madrid, un Málaga o un Valladolid. Cualquier equipo es capaz de jugar a placer en un estadio donde la indiferencia está tomando protagonismo ante una derrota del Real Zaragoza.

Si tenemos sólo en cuenta esta temporada únicamente hay que ver que en 180 minutos el conjunto de Manolo Jiménez no ha logrado hacer ni un gol con un notable déficit de creación, combinación y definición, siendo así imposible sacar resultados.

Si el Real Zaragoza quiere volver a ser un club grande y respetado tiene que hacerse valer en su propia casa, La Romareda, un estadio en el que su afición ha pasado a ver con frialdad una y otra derrota de su equipo.

Fotos | Entrenamiento del Real Zaragoza

Fotos | Rios Renovables - El Pozo Murcia